domingo, 28 de julio de 2013

El Dilema

No entiendo por qué es tan desconocida siendo redonda: actores famosísimos, producción de primera, guión perfecto, temática atractiva y distinta, y muchísimos premios, incluyendo siete nominaciones a los Oscar. Debe ser porque no hay asesinatos, persecuciones, explosiones, tías buenas y malos carismáticos.

Es la segunda de las diez películas que me llevaría a una isla para verlas periódicamente.

Basada en hechos reales, cuenta la historia alrededor de la entrevista en “60 minutes” (algo así como Informe Semanal en la TV USA) que cambió las reglas para el sector de las tabacaleras. En el reportaje un vicepresidente despedido de una de ellas explica como su producto es diseñado y fabricado para enganchar.

A diferencia de mi primera película, La delgada línea roja, que es lenta, visual y en plena naturaleza; esta película es de un ritmo trepidante, de muchos e intensos diálogos y completamente urbana. Mucho más centrada en los personajes y en sus decisiones morales.

Ha sido la única vez que me ha gustado la irritante costumbre española de retitular las películas extranjeras porque el título español, El Dilema, acierta más con el que creo que es el misterio central de la película: entender por qué un hombre de éxito, con una vida perfecta, la arruina a sabiendas.  Qué mueve a una persona con una carrera de éxito y vida de lujo a volverse contra sus iguales y arruinar su vida y reputación. Qué empuja a convertirse en héroe a un ejecutivo fondón, antipático, gris, desagradable,… magistralmente representado por Russell Crowe.


Por cierto, a todos los que defienden que el simpaticote de Brad Pitt es actor, que se lo imaginen en cualquiera de las películas que ha interpretado el gañan de Russell Crowe, y haber qué obra hubiera quedado. Solo imaginarme a Pitt en Gladiator, o L.A. Confidential, o Master&Commander, o Una mente maravillosa, o en la de hoy: The insider, me entra la risa. Pero Pitt es un tío muy simpático, y perfecto para papeles de guaperas o macarra, guaperas. Se me ha ido el hilo por culpa de Pitt… La cuestión es que Crowe va tan sobrado que le eligieron con solo 33 años para hacer este papel de un hombre de cincuenta y pico!

Volviendo al asunto central de la película: el motivo por el cual el protagonista arruina conscientemente su vida, me encuentro con que poca gente que vio la película lo sabe. La mayoría de la gente salió del cine sin saber al final quien era “el asesino”. Y sin embargo, con el permiso de la línea argumental periodística, es el tema central de la película. Toda la película gira en torno a la toma de esa decisión, a las consecuencias de su decisión y a posibles replanteamientos en su decisión.

Al final de la película, ya con su vida hecha un desastre y un horizonte de juicio tras juicio, hay un momento en la entrevista en el que le preguntan si lo volvería a hacer. Es una secuencia lenta e intensa en el que se queda sin responder. No se siente esa intensidad si todavía no sabes por qué lo ha hecho; porque si ya lo has descubierto, sabes en lo que tiene que estar pensando


Y sin embargo hay varios momentos durante la película, el último bellísimo y en cámara lenta, dedicados a hacernos ver por qué lo está haciendo. Como no son explícitos, hablados, se pueden escapar. Pero las secuencias no tienen más sentido de ser que ese.


Increíblemente la película está dirigida por Michael Mann. No me puedo explicar cómo puede hacer esta obra tan redonda y al mismo tiempo perpetrar Hancock, Collateral, Miami Vice ... No me puedo explicar cómo alguien que se ha dedicado a películas de acción impactante y efectistas, ha podido reprimirse para hacer algo tan contenido y complejo.

Hay escenas secundarias geniales en la película. Christopher Plummer hace un papel grandísimo protagonizando varias. Durante toda la película hace un papel de periodista comprometido y solvente, para hacernos sentir su ocaso de una forma comprensible. La escena en que se confiesa a Al Pacino explicando por qué se ha equivocado es preciosa y dura. Y  Al Pacino está genial como siempre, esta vez con menos aspavientos.











No hay comentarios:

Compartir