viernes, 3 de septiembre de 2010

Propósitos de agosto

Sobre los propósitos de agosto:

acabé el libro de Jay Abraham,
no tomé postres,
pero el día de vuelta de Huelva se me olvidaron las flexiones.

Creo que seis horas de viaje conduciendo podrían ser excusa válida. Lo grave sería haberme acordado y no hacerlas por pereza. Me disgusta no haberlo cumplido pero es que se me olvidó completamente.
Me perdono.

Hace una semana también se me olvidó. Me llegó el recuerdo cuando llevaba una hora en la cama, y tuve que dejarme caer de la cama al suelo, y medio dormido ponerme a hacerlas. Bastante ridículo.


Septiembre me doy la venia porque va ser un mes raro. Sólo con tener la cabeza en el día en curso será suficiente. Un viaje a Francia para descansar y disfrutar, y otro Argentina para pensar y proyectar.

No hay comentarios:

Compartir