martes, 13 de julio de 2010

John Stewart y Stephen Colbert

Voy presumiendo de que no veo nunca la TV y ahora que lo pienso, sí que sigo viendo programas de TV, pero los veo en el ordenador. John Stewart y Stephen Colbert tienen la culpa de que todavía siga viendo la TV. No me pierdo ningún programa, pero los veo cuando quiero o puedo, y sin cortes publicitarios.

Creo que si no fuera por ellos, mi consumo de TV no pasaría de una hora a la semana. Desde hace un par de años vemos exclusivamente películas y series en DVD. Así podemos verlos en VO, no perder inglés y, sobretodo, evitar los anuncios. Ver una película en la TV, tragándose una hora de anuncios (4 cortes de 15 mins), con cortes en los momentos menos indicados, con cortinillas continuas avisándote del próximo programa, es tragarse cualquier cosa. Y tener mucho tiempo.

Ahora estamos viendo la cuarta temporada de The Wire, que ha ido ganando temporada a temporada. En esta ya no sale el protagonista principal de la primera temporada. Se lo han ido cargando sin que se notara mucho, y se han quedado con la serie los personajes inicialmente secundarios.

Después de Los Soprano no habiamos encontrado una que quisieramos ver todas las temporadas, y está va caer entera, aunque está a distancia de Los Soprano.

Creo que la siguiente será Mad Men o Cinco Hermanos. De las dos nos han hablado bien. Aunque también nos hablaron bien de Perdidos, y a mi me pareció una tomadura de pelo. Sin coherencia en los personajes, truco tras truco para enganchar a la gente a ver el próximo,...

Pero a todo el mundo le ha encantado. El raro seré yo.

No hay comentarios:

Compartir