jueves, 22 de julio de 2010

Estado del pleito

No he actualizado sobre lo último acontecido en el pleito que tengo en curso.

Como conté, es la primera vez que tengo un tema en el que tengo que acabar demandando a alguien. Esta novedad de la experiencia es una de las cosas que disminuyen el mal cuerpo que tiene uno cuando le toman el pelo y tiene que acabar enredándose en un pleito. Me consuelo con que, en el peor de los desenlaces, sacaré de esta experiencia el conocimiento de como funciona la Justicia española.

De momento estoy aprendiendo como son los trámites, y confirmando cosass ya sabidas. Los pleitos se miden en años, aunque sea algo tan simple como mi tema que se podría resolver en una vista de una hora. Se hace más costoso para las vicitmas, y para el sistema, por aplazarlo tanto. Sólo por eso ya es dificil que la Justicia sea justa, porque está lentitud sólo es buena para "los malos", y desespera a los que están pidiendo una solución.

A principios de año contestaron al juzgado que no pensaban pagar lo que les reclamabamos vía judicial, por lo que tuvimos que presentar la demanda. Hace un par de meses el juzgado comunicó que la aceptaba, y hace unas semanas la otra parte presentó sus alegaciones a nuestra demanda.

Así como nosotros presentamos los contratos, las facturas y varias decenas de comunicaciones cruzadas, el único documento que ellos han presentado es una fotocopia de un artículo de El Mundo que habla de cómo una empresa andaluza engañaba a sus clientes. Y junto a eso, dos folios explicando como las empresas de Tecnologías de Información engañan a los usuarios con anglicismos y lenguaje enrevesado.


Conoces cosas que uno puede imaginarse pero hasta que no las ve, o lee, no las interioriza. Hay personas que no tienen ningún problema en mentir, y en mentir por escrito. Creía que su posición la defenderían con argumentos que aunque me enfaden, podrían ser interpretables de cara a terceras personas. Por ejemplo: que eramos poco profesionales, que les hicimos perder un negocio de millones, que les tratabamos con poco respeto, que llegabamos siempre tarde cuando nos reclamaban, que ... yo que sé. Pero lo que no entiendo, a pesar de que mi abogado me lo había avisado, es que gente mayor, de misa los domingos (hay que joderse), mienta tranquilamente, y en puntos menores para el pleito. Como añadiendo testigos que no estuvieron a reuniones que tuvimos, o describiendo escenas de forma opuesta a como sucedieron.


También aprendo cosas m´s concretas que no sabía. Por ejemplo, que aunque los demandados tienen cuatro demandas idénticas abiertas (al menos que yo sepa), no son prueba de nada de cara a la Justicia. Es decir que el hecho de que le hayan hecho lo mismo que a mi a más gente no es utilizable en mi caso. Si de las x denuncias que tienen ganan alguna, ya les habrá salido rentable no pagar. Esto lo explicaba aquí.




El siguiente paso es en Noviembre con una vista preliminar. Dice mi abogado que quizás propongan un acuerdo. Si no fuera mi primer jucio quizás, pero de momento tengo que confiar en la Justicia.


La imagen es de Civil Action. Una película que podía haber sido grande de no haber patinado con la elección del protagonista.

No hay comentarios:

Compartir