sábado, 12 de diciembre de 2009

El mercado de dominios

Llevo algunos años siguiendo con mucho interés la evolución del mercado de los dominios. Sobre todo el fenómeno de los domainers.

Los domainers son aquellos que se dedican a comprar cientos o miles de dominios como inversión, o especulación, según se mire. Esperarán hasta que alguien lo necesite para venderlo por un buen precio. Mientras tanto, suelen "desarrollarlo".

Desarrollarlo en esencia consiste en montar una web en ese dominio con un contenido que permita posicionarlo bien en los buscadores (engañar a Google, básicamente).

Con eso consiguen ganarle valor de dos formas:
- ingresar por la publicidad que se pone en la página.
- llevar tráfico a ese dominio y revalorizarlo para la posterior venta

Los ingresos publicitarios son lo menos interesante. Donde realmente está el negocio es en okupar el dominio hasta que llegue alguien que lo necesite y pague lo que se pide. O que tenga tanto dinero que pagar cientos de miles (o millones) de euros no sea un problema para ellos.

Hubo una época en la que se okupaban marcas registradas esperando que la multinacional de turno descubriera que existía Internet y tuviera que comprar el dominio al domainer que había sido más espabilado.

Eso ya ha pasado, porque más o menos todos ya han descubierto Internet y además, vía reclamación por registro de marca, se puede quitar el dominio al okupa.

Fundamentalmente los domainers han orientado sus compras a dos tipos de dominios:
- los que tengan términos genéricos (juegosdivertidos.com, tucasa.com), y
- los parecidos a los grandes dominios. Tipo trrra.es por terra.es, mocrosoft.com por microsoft.com, etc ...

Estos segundos son muy interesantes porque se benefician tanto de las webs que linkan mal a la original como, sobre todo, del tráfico de la gente que lo escribe mal.


Como dije, siempre lo he seguido con mucho interés sin tener muy claro si era realmente un mercado a establecerse. Desde hace unos meses empiezo a pensar que es algo pasajero. Por tres razones:

El miedo a la okupación
Este miedo a que un okupa se quede con un dominio que puedes necesitar, o que te cause algún perjuicio por tener un dominio parecido al tuyo, también lo sufrí y en una época registré todo lo que pudiera contener "starscafe", "movisol", ...
Ahora veo que me da igual si es starscafe.com, starscafe.es, starscafe.c.o.m, starscafe.guay, ... Lo que ponga arriba cada vez me importa menos y me dará igual si acaba siendo starscafe.facebook.com, starscafe.google.com, ...
Cada vez me importa más mi marca y cada vez me da más igual el dominio. Que no es lo mismo, aunque antes creyera que sí.
Lo que realmente me interesa es que entren en la tienda, que me encuentren.


El posicionamiento en buscadores
Esta es la razón que sigue teniendo peso porque para que te encuentren sigue siendo fundamental estar bien posicionado en buscadores. Digo sigue siendo, pero creo esta importancia puede ir reduciéndose.
Cuando llegas a una ciudad nueva, tiras de guías y callejeros. Pero cuando llevas un par de años, empiezas a saberte donde están los sitios. Creo que en esta ciudad llamada Internet, la gente tiene cada vez más claro cómo moverse.

Hace un par de años, casi el 90% del tráfico de Starscafe venía de Google. Ahora el 75% del tráfico de Starscafe viene de buscadores. 72% de Google.
Ese 75% sólo provoca el 10% de las ventas, pero es la fuente de entrada de los nuevos clientes.
(Curiosidad: muchos usuarios que ya conocen Starscafe llegan desde Google porque se han acostumbrado a poner Starscafe en Google, o en la barra de Google incorporada al navegador).

Por otra parte, si los domainers buscan revalorizar los dominios posicionándolos bien en los buscadores, nos encontramos con que en el posicionamiento tiene cada vez menos que ver el nombre de dominio, y más con el contenido, los links y la relevancia de la web.
Y, sobretodo, mientras los domainers están trabajando en "trickear" al buscador, Google está trabajando en que no le engañen y mostrar sólo páginas relevantes.

Dominios ¿Por qué? ¿Para qué? Ojito.
Un solar en Serrano, un Kg de oro no es algo arbitrario. Ahí están y estarán, con bastante mayor probabilidad que un dominio, que es algo arbitrario y creado para dar una solución técnica a la complejidad de la web. El sistema de DNS ha sido un gran invento, pero como todos, puede quedar superado y eliminado.

Pero sin llegar a ese extremo, (que no es improbable), nada impide que dentro un año salga la extensión .sl o .sa, o podamos poner el número de teléfono, o … que no necesitemos extensiones en absoluto.

¿Le va a preocupar a Coca Cola tener el .es o el .com.?
Si consigo poder usar Starscafe ¿me va a preocupar no tener el .com.?

Porque, abundando en esto, ¿creéis que van a desarrollarse mucho los dominios .mobi?

Actualización (18-12-2009):
Creo que todo este fenómeno de acortadores de URLs tampoco ayuda a la valorización de dominios. Bit.ly, is.gd, wp.me, ...

No hay comentarios:

Compartir