martes, 9 de septiembre de 2008

Ya estamos saliendo de la crisis

Más o menos.

Me he pasado todo el día en aglomeraciones: Ikea, McDonalds, Plaza Norte, .... (Hoy era fiesta en Madrid, pero los grandes centros comerciales de Madrid están en las afueras y ahí no era fiesta.)

Metido entre tanta gente he oído unas cuantas conversaciones sobre la crisis. Lo cual me ha hecho pensar en el dicho ese de, cuando tu chófer empieza a comprar en bolsa, es el momento de vender. O en este caso, cuando la gente empieza a vender, o a hablar de crisis, es el momento de comprar.

En frío, creo como todo el mundo que esta situación económica durará al menos dos años, y que lo peor todavía no ha llegado.

Pero si fuera por instinto, tengo la sospecha de que podríamos salir bastante antes de lo se cree. Imaginemos que, como creo que pasará, que:
  • el dolar y el euro se dan la vuelta. La economía USA es mucho más flexible que la europea y reaccionará más agilmente para recuperarse. Su mercado laboral no tiene las restricciones que hay aquí. Su banco central y gobierno dudan menos a la hora de tomar medidas (bajar los tipos de interés, intervenir empresas, dar liquidez al sistema,...)
  • el petroleo baja a 70 dolares. Aunque, al pagarlo en dolares, el punto anterior nos pondría más caro el petroleo, creo que el subidón de estos últimos tiempos no viene para quedarse. Creo que cuanto más tiempo lo mantengan caro los productores de petroleo más se disparan en el pie. A largo plazo. Ademas, creo que el miedo que nos dan Iran, Chavez y demás dueños del petroleo dejará de ser tanto. Y las economías emergentes empezarán a frenarse y consumir tanta materia prima. Ya lo están haciendo.
  • la inflación se modera o incluso baja rápidamente. Si el petroleo y las materias primas bajan, desaparecerá la primera causa de la inflación. Y además, si hay crisis, en algún momento la bajada de la demanda hará que los precios bajen, ¿no?.
  • los tipos de interés los bajan al entorno del 2%. Si ya no hay un problema de inflación, el BCE ya no dudará en bajar los tipos con ganas.
De repente viento en las velas: capacidad de exportar, de financiarse, de generar empleo, ...
Y otra vez para arriba.

Podría pasar. Y podría ser en el primer semestre del 2009.


Creo que de aquí a enero la bolsa no dejará de funcionar como una montaña rusa, para terminar en muy negativo. Y seguirán siendo noticia los malos resultados empresariales. ¿Porqué?
Porque creo que los gestores de fondos y consejeros de empresas ya deben dar por perdido el 2008 y preferirán que este año sea incluso peor de lo que el natural curso de las cosas provocaría. Así tienen mayores probabilidades de hacer un buen 2009, con mejores resultados, y bonos sustanciosos. (Aunque no todos los ejercicios de las empresas acaban en año natural, para el razonamiento es lo mismo: preferirán que todo lo malo se lo trague el ejercicio actual.)

La bolsa anticipa la evolución de los datos macro económicos. Por eso nos podemos encontrar con que la bolsa empieza a subir espectacularmente durante el 2009. El IBEX está en 11.400 puntos y hace un año estaba tocando los 16.000.



Así que, después de cuatro años fuera de la bolsa, invertiré en bolsa a principios del 2009.

Pero poquito.

No hay comentarios:

Compartir