jueves, 7 de agosto de 2008

La próxima burbuja: ¿la genética?

Acabo de terminar “NEXT”, una novela sobre la industria de la genética. Me ha parecido muy interesante, aunque no se si es porque es la primera novela que leo en años.

El tema es apasionante y espero poder meter el pie en el en cuanto mis proyectos actuales me lo permitan. De medicina no tengo ni idea, pero creo que la genética tiene mucho en común con la informática y espero que no sea difícil estudiarla.

Es la primera novela que leo de Michael Crichton y no sé si es normal en él terminarlas con un capítulo de conclusiones. Son estas:

1.- Impedir que se puedan patentar genes.
Dice que obstaculiza la investigación y que no son una invención humana.

2.- Establecer directrices claras para lo que se puede hacer o no con tejidos humanos.
Tejidos humanos entendidos como restos, trozos, líquidos,… de origen humano. En esencia se trata de que pertenecen a la persona de la que provienen y es ella la debe permitir o no el uso que se hace de ellos.

3.- Leyes para asegurar que los resultados de los tests con genes son públicos.

4.- Impedir restricciones a la investigación.
Dice que como la Ley Seca, se las saltarán de todas formas.

5.- Derogar Bayh-Dole Act.
Una ley de 1980 que permitía a las universidades no hacer públicos sus avances o descubrimientos. Dice que eso ha convertido a las universidades en empresas, con su secretismo típico, y no en sitios donde se enseña.



Como no tengo todavía mucho criterio, no puedo hacer otra cosa que estar de acuerdo. Parecen de sentido común.

Lleva ya muchos años desarrollándose todo lo relacionado con el genoma humano y la aplicación de los descubrimientos, pero creo que todavía no ha salido de los laboratorios y que probablemente sea la causa de la próxima sobreexcitación de la economía

No hay comentarios:

Compartir