domingo, 24 de agosto de 2008

Desastrosa experiencia con Acciona

Estoy en el “rápido” de Transmediterranea y acaban de anunciar que llegaremos a las 23:45 a Valencia. Al retraso de casi dos horas en la salida se le ha unido que el barco “rápido” no es tan rápido porque se le ha averiado un motor.

Es la séptima vez que voy con Transmediterranea de Acciona, y año a año la experiencia cada vez es más negativa.

Ya en la salida de Valencia nos hicieron el cambalache de cambiarnos el billete reservado en un “rápido” de cuatro horas por un nocturno. Frustrante.

El futuro viajará con ellos, pero yo no pienso viajar en el futuro con ellos.


Cogía con agrado el barco porque no soporto los aeropuertos y sus continuas incidencias y retrasos, pero me arrepiento de haber defendido tanto los viajes en barco.

Otra cosa que nunca entenderé es el desdén con que nos tratan. No dan muestras de sentirlo en absoluto o de realizar un mínimo gesto de compensación. Te hacen sentir como ganado.

Le dan a uno ganas de hacerse millonario para poder ir en su propio jet.

No hay comentarios:

Compartir