sábado, 5 de julio de 2008

Sonó la alarma

Pues tal que vengo de ver si habían entrado cacos en la oficina/tienda. Una experiencia menor, pero nueva para mi.

Llamaron de Prosegur porque había saltado una alarma. Se avisó a la policía y me acerqué a las 12 de la noche al local. Entramos y no había nada raro. Parece que ha saltado la alarma por error. Por cierto, la policía nacional muy cortés.

La cuestión es que me he quedado pensando en el tipo de cosas al que quizás tenga que acostumbrarme por tener un local, que próximamente se convertirá en tienda cara al público.

Hasta hace unos meses nunca hubiese pensado que un tío Internet como yo acabaría abriendo una tienda cara al público. Un tendero, vamos.

Después de trabajar durante años de traje, en oficinas de multinacionales, en medios, telecomunicaciones, Internet, héteme aquí abriendo la tienda de cine y videojuegos del barrio.

Tengo que explicar la deriva de este año: de cómo Starscafe está creciendo desde el mundo online hacía el mundo offline. Post pendiente.

No hay comentarios:

Compartir