sábado, 19 de julio de 2008

Del online al offline

Estos días estamos avanzando en lo necesario para abrir la tienda. Y por tienda me refiero a la tienda de toda la vida: a píe de calle, con mostrador,...

Parece que, cuando la tendencia es que el comercio tradicional pase de la calle a Internet, nosotros vamos en sentido contrario. Pero no es ningún abandono del modelo Internet. Starscafe es una tienda online de cine y videojuegos.

Sucede que se ha presentado como un paso tan natural que en realidad el trabajo era encontrar razones para no hacerlo.

La gestión de una tienda física no implica gran cambio en la operativa actual y, como llevamos un tiempo que cada vez más gente viene a recoger el pedido a la oficina, estaba viniendo rodado.

Realmente el gran inconveniente era psicológico: quince años en el mundo de las multinacionales, consultoras, operadoras de telecomunicaciones, medios de comunicación, Internet… y de repente, tendero.

La idea es abrirla entre septiembre y octubre para aprovechar las ventas de navidades y poder evaluar si tiene sentido hacer una expansión más seria.

Podría parecer que es un modelo trillado y en desaparición (ver caso Block Buster), pero parece que eso no asusta a Centro Mail ni Price Discount, que no paran de abrir tiendas.

En nuestro caso, creo que tiene sentido y reforzará a Starscafe. Sobretodo por el modelo de alquiler / compraventa de videojuegos. El crecimiento de la facturación en videojuegos está siendo espectacular, y le queda mucho recorrido.

En cualquier caso, haremos el ensayo y en marzo-09, valoraremos si los números prometen. Si es así, habrá que considerar seriamente abrir más tiendas.

Conozco bien la gestión de tiendas porque desde hace 15 años hasta hoy he proporcionado soluciones informáticas para tiendas de lo más diverso.

Por otra parte, generalmente los principales costes de una tienda física son los recursos humanos y el alquiler del local. Para el alquiler no es mal momento. Lamentablemente la crisis está cerrando mucho local. Basta darse un paseo por cualquier barrio de Madrid.

Los recursos humanos serán clave. A ver si tengo tanta suerte como hasta ahora.

No hay comentarios:

Compartir