miércoles, 30 de julio de 2008

Cada día más tonto

Estoy aprovechando estos días que estoy con mala conexión a Internet, y con demasiada playa, para leer. Pero me está causando frustración: no puedo leer ficción.

Como hacía años que no acababa una novela, he empezado con decisión una de Juan Manuel de Prada de bolsillo que pensaba sencillita, pero ya me rendí. La he cambiado por un best seller de Chrichton sobre un tema que me interesa mucho: genética. A ver si llego.

Son demasiados años leyendo libros de marketing, economía, tecnología, actualidad,… y estoy atrofiado. Por eso este verano acabo una novela por coj…

Ya tenía asumido no entender absolutamente nada de la poesía de mi cuñado Basilio y pensaba que era porque Basilio escribe para fastidiar.

Pero como cada mes o dos le dan un premio, tengo que ser yo.

Empezaré a trabajar con las novelas porque creo que están unos peldaños más abajo que la poesía y hace años que no leo una. Curiosamente tantos como los años de la mayor de mis hijas.

No hay comentarios:

Compartir